Logotipo de Parnet, soluciones globales en Internet

icono linkedin  icono twitter

Web accesible, WCAG 2.1, WAI AA, ARIA, ¿para qué?

Web accesible, WCAG 2.1, WAI AA, ARIA, ¿para qué?

Aclaremos conceptos

La accesibilidad web es la capacidad que poseen (o no) las páginas web para permitir su acceso desde cualquier dispositivo, en cualquier contexto, y ofrecer su contenido completo a todo tipo de navegadores, lo que incluye preferentemente a aquellos destinados a servir a personas con discapacidad o que operen en entornos limitadores.

Si un sitio web se diseña y desarrolla con el objetivo de ser accesible, su funcionalidad deberá ser total y sus contenidos tendrán que estar disponibles, independientemente de quién lo visite o con qué hardware y software lo haga.

 El grupo del W3C que desarrolla la WAI ha definido tres niveles de accesibilidad: A, AA, y AAA, cada uno más exigente que el anterior, y cuyas directrices se explican en las WCAG, actualmente en su versión 2.1. En ellas se indican sus principios fundamentales que dicen que los contenidos web deben ser: perceptibles, operables, inteligibles y robustos. También ha desarrollado ARIA, para ayudar a proporcionar contenidos dinámicos accesibles con tecnologías Ajax, HTML, JavaScript y similares.

¿Qué beneficios consigo con una web accesible?

Es un tema muy relacionado con la usabilidad web, ya que, primero, una web debe estar bien hecha para poder considerar también los aspectos propios de la accesibilidad. Pero, además, a mayor nivel de accesibilidad, resulta que las páginas web se muestran más velozmente, se manejan de manera más ágil e intuituiva, y sus contenidos resultan más legibles e inteligibles.

Desde el punto de vista social, las instituciones suelen implicarse, primero dando ejemplo, y luego subvencionando la creación de webs accesibles, de modo que toda persona pueda acceder a la información de estos sitios. Si estás pensando en crear o actualizar tu web, piensa en hacerla accesible, y consulta en tus instituciones más cercanas la posibilidad de que te cubran parte del coste.

Desde el lado del posicionamiento en Internet, si tenemos una web que es accesible, significa que mayor cantidad de gente, más rápido, y en un mayor número de dispositivos, podrá ver los anuncios con los que se sufragan los buscadores y redes sociales. Por tanto, a estas empresas les interesa que las webs (tu web) sean accesibles, y las premian otorgándoles mayor prioridad y visibilidad con respecto a otras equivalentes que no lo sean.

Y como imagen de marca, el hecho de acreditar que tu web cumple los exigentes requisitos de la accesibilidad le proporcionará un prestigio que marcará una notable diferencia con tu competencia (no olvides la importancia de la identidad corporativa), además de constituir un punto destacado en tu RSE.

¿Cómo consigo una web accesible?

Hay que tener en cuenta múltiples consideraciones:

  • cumplir los estándares HTML y CSS,
  • mantener una estructura de documento coherente,
  • aplicar las reglas ARIA solo cuando sea necesario,
  • crear textos legibles e inteligibles cumpliendo las normas ortográficas,
  • respetar los contrastes de color,
  • describir las imágenes,
  • transcribir audios y vídeos, añadiendo subtítulos,
  • resaltar los elementos activos cuando se ejecuten,
  • controlar la visualización y permitir la corrección de errores de formulario,
  • habilitar mediante teclado el uso de todos los controles.

son algunas de las nociones básicas que debemos aplicar a nuestra web para empezar a considerarla accesible.

En función de nuestras necesidades, optaremos entre desarrollar un sitio estático, dinámico y gestionable a través de CMS (Joomla, Wordpress, Drupal,...), con plantillas genéricas o personalizadas, que ya sean a priori accesibles o adaptarlas por nuestra cuenta,...

En Internet podrás encontrar toda la información que necesites, pero, si es un proyecto serio, te recomiendo que leas mi artículo: Tu negocio necesita un consultor de proyectos.

Una vez conseguida la web preliminar, tendremos que revisar una a una cada página de nuestro sitio y validarla con respecto al nivel que nos hayamos exigido: podemos tener muchas páginas accesibles, pero si falla una, el sitio completo no lo será.

¿Cuánto cuesta una web accesible?

Hay herramientas en Internet que ayudan a validar las páginas web según el nivel de accesibilidad que hayamos determinado. Su problema es que ni son infalibles, ni cubren todas las pautas. La mayor parte del trabajo de validación hay que seguir haciéndolo "a mano", teniendo muy claros los conceptos (conocimiento) y las limitaciones de cada solución (experiencia).

Así, este "saber hacer" y el proceso manual encarecen (inicialmente) el importe del proyecto (es normal llegar a duplicar el presupuesto de una web no accesible). A la larga, este sobrecoste se compensa con los beneficios obtenidos del mejor posicionamiento y con el refuerzo de la imagen de marca.

Pues aún me quedan dudas...

Estamos a tu disposición para resolverlas.

Obligatorio *

las condiciones establecidas en el Aviso legal y la Política de privacidad de este sitio.

  Actualizar Captcha  
 

Ajax, HTML, JavaScript, and related technologies